Pan

yo no comprendo el pan pero lo como
el pan es un misterio en una mano
en que concurren las lluvias y los soles
cómo será que se confundan tanto
cómo será que todo se comprime
y penetra en la espiga y en el grano
que acuna el día en su calor tan suave
y que la noche cuaja en su descanso
y es una flor de harina que se empapa
en una artesa del arroyo calmo
y da ese fruto que trabaja el hombre
de fuego y tierra y agua y brazo
de tantos días y de tanto viento
tantas abejas tan poco artefacto
comer el pan es comulgar un poco
volver lo natural en un ensalmo
que extiende sus bondades desde el vientre
pues siempre fueron simples los milagros

  T. Galindo ©

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.