Vacaciones I (por Galicia)

O sea, esto son unas vacaciones, que es eso de andar por ahí­ sin dar un palo al agua, engordando, quemándote, gastando sin sentido y encontrándote a la vecina enseñando las tetas y con tanga leopardo en una playa a mil kilómetros de su casa. Pues nosotros nos fuimos una semanita a Galicia, que esta que inmortalizo, en parte, aquí­; y otra a Asturias, que vendrá luego.

Este es el hotelito donde paramos, que es un sitio muy bonito y tranquilo, recomendable para retiros espirituales, para irse de adulterios discretos y para fotografiar ranas. Se llama «Pesquerí­a del Tambre» y queda cerquita de Noia, algo más abajo de Santiago de Compostela.

Pincha y verás

Tiene un laguito que forma la propia rí­a y que es así­n de lindo. Aquí­ fue donde me dijo que sí­, en esa orilla, con la luna rielando en sus calmas aguas y tal. Uno que es romántico.

Pincha y verás Pincha y verás

Un dí­a nos arrimamos a ver al santo. El cacho de pueblo viejo es molón, comimos frente a la Casa de la Troya, que me hizo mucha ilu.

Pincha y verás

Aquí­ es un poblado prehistórico de los que hay que acercarse a ver. Qué barbaridad, cómo viví­an aquellas gentes, se horroriza uno al ver el viento que habí­a en el lugar y el sitio tan poco indicado para cualquier cosa, menos para volar cometas.

Pincha y verás

Las playas, ah, las playas, que grandes, qué lindas, qué solitarias, qué calmosas, qué gustito andar por ellas sin el overbuquin mediterráneo, pisando mejillones y jugando con Linda, la chucha anfibia.

Pincha y verás Pincha y verás

¡Este pueblo sí­ que recuerdo cómo se llama! Es que vamos por ahí­ mirando cosas pero no apuntamos nada y luego resulta que ya habí­amos estado allí­ y en cambio nos dejamos de visitar otra cosa. Qué desastre de explorador. Yo nunca habrí­a encontrado al doctor Livingstone (ai supous).

Pincha y verás

Personajes tí­picos: la rianxeira, en peligro de multa de sanidad por vender peces en la acera; los gaiteros, que pululaban por las aceras dándole al sobaco; y las viejas chapoteantes diciéndose aquello de si yo tuviera cuarenta años menos también andarí­a en tetas como esas guarras de ahí­, que son unas guarras y unas impí­as, jesús jesús.

Más playas, playas que no falten, ahí­ andamos ambos practicando nuestro otro deporte favorito.

Pincha y verás Pincha y verás

¿Viajar? Así­ ¿conoces una manera mejor? Sí­, bueno, pero ahora no quedan esclavos que te transporten en silla de manos mientras te abanican. Ah, y un heladito de tanto en tanto.

Mañana más.

3 comments for “Vacaciones I (por Galicia)

  1. Treponema
    4/8/2005 at 12:20 am

    Eso, que ya era hora de que os formalizarais, que norawena, muakis!

  2. 4/8/2005 at 7:36 pm

    que bueno es volver a ver esos lugares aunque sea en foto…gracias!

  3. 8/8/2005 at 3:56 am

    Ay, jomí­o… yo estaba esta misma mañana en Asturias, en Galicia… (ahí­, a caballo de ambas) y ahora… puaj, vuelta a la caló de los madriles.
    Lo mismo nos hemos cruzado en la Estaca de Bares…
    Qué razón tienes, esto es vida!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.