Ya es primavera en el Cortinglés (Poemas en oferta)

Mi prima Vera
Viene la primavera, mariposas,
vuelven las golondrinas,
nacen flores,
arrullan con sordina
los amores,
…y todas esas cosas.
Oh, la primavera, la sangre bulle.
(cualquier locura se le atribuye)
A los chicos les sale tanto grano…
Las chicas anticipan el verano
yertas de frí­o por ahí­ las ves,
tomando el sol de abril en una playa
y limpiándose los mocos con la toalla,
por culpa del Corte Inglés.
Viene la primavera. Todo pí­a,
trina, arrulla, suena, canta.
pese a la amenaza de la gota frí­a
y lo que es peor: semana santa.
Primavera, qué desbarajuste
Primavera, qué batiburrillo.
Si hay una estación que no me guste,
si el clima puede ser un embuste,
si tienes que vestir un mercadillo
de jerseises, blusas, bañador,
katiuskas, sandalias, chubasquero,
bufandas, calcetines y sombrero,
gafas de sol, visera, y bronceador.
Otro efecto secundario
de este mal del calendario:
cuánto ripio se compone.
Hay un brotar de poetas
que salen como las setas
desde todos los rincones.
Y todos loan a mayo,
y todos cantan a abril.
¡Pero qué gente más gil,
ojalá les parta un rayo!
Y luego los tortolitos
y claro, sus tortolitas,
que van haciendo manitas,
besándose los morritos,
siempre haciéndose arrumacos
y qué bonito es amar…
…y te seré siempre fiel…
¡a quién quieren engañar!
¡Salidos como verracos!
A ellas se les licua el
Que el amor primaveral
igual que una granizada
mete ruido, te hace mal
y luego se queda en nada.
¿La primavera es hermosa?
¡La primavera es un asco!
Y al que me diga otra cosa…
os prometo que le casco.
Tomás Galindo ®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.