Ha ardido un poeta


ha ardido un poeta
venimos de enterrarlo
le hemos echado flores y estilográficas
aún no sé cómo fue le dio ese pronto
estaba arrebatado de nostalgias
y haciendo filigranas con el verbo
malabarismos con el concepto de no ser
y se encendió
como una cerilla con ruido de rascada
olor a azufre
tan serio
cogimos sus cenizas con cariño y las guardamos en una lata de leche condensada
y le hemos enterrado donde a él le gustarí­a
al pie del semáforo del cruce de Bellavista
allí­ estábamos rezando y contando chistes
qué lindo verlo encenderse y consumirse hecho fósforo
ya no mueren poetas así­ de puro gozo estético
yo me voy al figón con los amigos
a lavarme las manos con manteca y vino
a ver si se me quita esta impresión
de que hoy
huele a prisma
Tomás Galindo ®

Post navigation

1 comment for “Ha ardido un poeta

  1. Tautina
    16/3/2005 at 3:18 pm

    Cómo huelen los prismas? Qué prismas? Los prismas esos de cristal? Huelen los prismas de cristal? Y por qué huele a prisma? A pollo chamuscao huele, no? No?
    Impresionante la foto, mago, me produce una sensación de terror que no te cuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.